¡Este año sí!


Creadoras y autores, músicos y dramaturgas, compositoras, escritores, productoras y gestores, guionistas, directores e iluminadoras, taquilleros, proyeccionistas, actrices y bailarines, periodistas, dobladores, editoras, maquilladores, diseñadores de vestuario, tramoyistas, técnicas de sonido… Gracias por resistir, por mantener viva la ilusión, por conservar encendida la llama de la creación, porque sois el alma de nuestra cultura.

Por un 2022 de todas y para todos.