XXIII Premios Max: el reencuentro de las artes escénicas
La gala se celebrará el 7 de septiembre, a las 20:00 horas, en el Teatro Cervantes de la ciudad andaluza

La XXIII edición de los Premios Max se celebrará el próximo 7 de septiembre en el Teatro Cervantes de Málaga. La gala será retransmitida por La 2 de Televisión Española en directo, a partir de las 20 horas, y se erige, este año más que nunca, en punto de encuentro y altavoz para todo el sector de las artes escénicas en España. La Fundación SGAE organiza este evento con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga, el Teatro Cervantes y el Ministerio de Cultura y Deporte, a través del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM).

En el contexto social y sanitario ocasionado por la pandemia de covid-19, el teatro, la danza y las demás manifestaciones escénicas han sufrido el golpe más duro e inesperado de su historia, de alcance todavía desconocido. Con infinidad de espectáculos parados, recintos cerrados, producciones inviables con aforos reducidos y un futuro incierto, la profesión se reencontrará en Málaga para aplaudir lo mejor de la temporada anterior, lanzar su voz y seguir caminando. Los XXIII Premios Max serán su plataforma de expresión en su momento más sensible, cuando las salidas son pocas, el apoyo institucional o social se muestra insuficiente y su industria necesita repensarse.

-Con el lema ‘El arte de escuchar’, los directores del evento anuncian una noche para el diálogo contra el ruido vacuo con las actuaciones de Fuel Fandango, Eduardo Guerrero y María José Llergo, entre otros

La Maquiné web fundación sgae.jpgLos Max, aplazados al 7 de septiembre por el estado de alarma en España, se celebran con orgullo sectorial y para promover El arte de escuchar. Con ese lema discurrirá la gala de entrega de galardones, dirigida por Joaquín Casanova y Elisa Ramos, responsables de la compañía andaluza La Maquiné​. “Málaga es una ciudad abierta al mar”, explican, “y el perfil de su costa tiene forma de oreja. El mar estará presente a través del sonido, los objetos y la iluminación”. La caracola simbolizará la fusión de ambos conceptos: el mar y escuchar. “Se creará un ambiente íntimo que favorecerá el diálogo entre artistas de diferentes disciplinas y procedencias. Vivimos enganchados al móvil, al estrés, al ruido. La intención del espectáculo no es criticar, sino reclamar la necesidad de escuchar. El silencio contra el ruido, el tumulto y la marabunta”.

La ceremonia, que sirve de celebración del 150 aniversario para el Teatro Cervantes, contará con un invitado excepcional: Chochotte, payaso interpretado por Elisa Ramos y perteneciente al espectáculo Acróbata y arlequín de La Maquiné. Un conductor inusual, simpático, tierno y gamberro que amenizará la gala.

Visita la web de los Premios Max 

Sin embargo, los directores adelantan que “la gala contará con varios invitados que irán hilando un espectáculo multidisciplinar. El mensaje se transmitirá de un modo plural”. De la misma forma, la pareja ha trabajado con un nutrido equipo de profesionales para desarrollar todos los detalles de la ceremonia: Juan Sebastián Domínguez, que ha asesorado a La Maquiné con el diseño de vestuario, y Paula Castellanos, como ayudante de vestuario; Tatiana Reverto, que ha acompañado a Joaquín Casanova con el diseño de iluminación, y Rosa María Herrador, como directora de movimiento.

En la ambientación del evento cobrará especial importancia la música y el baile. Dirigidos por José López Montes, la ceremonia contará con su propio ensemble de cinco músicos que acompañará cada momento de la ceremonia en directo. A ellos se sumarán sobre el escenario artistas de la talla de Fuel Fandango, María José Llergo, el octeto vocal Sietemásuno, Maduixa Danza, Susi Sánchez, Ángel Ruiz, Carlos López, Eduardo Guerrero, los alumnos del Conservatorio Superior de Danza de Málaga y de la Escuela Superior de Arte Dramático, en colaboración con la Cía. Fernando Hurtado  y un elenco de entregadores que integrará a conocidos nombres de la interpretación.

acrobata_y_arlequin_2.JPG


-Un riguroso protocolo de seguridad permitirá el desarrollo del espectáculo en el contexto sanitario actual

Protocolo de seguridad

La XXIII edición de los Premios Max de las Artes Escénicas se celebrará inicialmente este 7 de septiembre en el Teatro Cervantes de Málaga cumpliendo con todas las medidas de seguridad e higiénico-sanitarias establecidas por el Ministerio de Sanidad y la Junta de Andalucía. El objetivo es garantizar un entorno seguro durante la ceremonia. La gala se desarrollará, siempre que así lo autoricen las autoridades competentes, en las siguientes circunstancias:

    -El aforo del teatro se reducirá al 65%.

    -Se tomará la temperatura de todos los asistentes en el momento de su acceso. No se permitirá la entrada a aquellas personas que superen los 37,5º.

    -Será siempre obligatorio el uso de mascarilla.

    -Se han instalado dispensadores de gel hidroalcóholico en todos los espacios del recinto.

    -En el suelo del Teatro Cervantes, la señalización indicará la distancia de seguridad de 1,5 metros entre invitados, que ha de respetarse en todo momento.

    -Se han reforzado las labores de limpieza y desinfección de todos los espacios.

    -Se controlará el acceso y la salida de público de forma ordenada, para evitar aglomeraciones en las inmediaciones de la calle Ramos Marín.

    -Se suprime la alfombra roja de los finalistas antes de la ceremonia. En su lugar, se habilitará una sala con acceso restringido en el Hotel AC de Málaga para realizar un photocall.

    -Se suprime todo tipo de catering.

    -En la ceremonia se evitará el contacto entre entregadores de premios y ganadores, manteniendo la distancia de seguridad y desinfectando los atriles después de cada uso.

    -No se entregará ningún documento en papel: el programa de mano de la ceremonia, con toda la información relativa a los finalistas, podrá descargarse desde la web de los Premios Max.

 

Tres premios especiales y 19 categorías a concurso
Organizados por la Fundación SGAE desde 1998, los Premios Max, cuyo galardón está diseñado por el poeta y artista plástico Joan Brossa (Barcelona-1919/1998), impulsor de uno de los colectivos renovadores del arte español de posguerra, se han consolidado a lo largo de estos años como el reconocimiento más amplio en el ámbito de las Artes Escénicas en el Estado español, alcanzando cada vez un mayor número de seguidores y despertando el interés de compañías de todo tipo y de todo el territorio nacional. Su carácter itinerante y la elección de espacios emblemáticos son señas distintivas de la gala de los Premios Max. Cada año, este evento viaja de una Comunidad autónoma a otra con su equipaje festivo y espectacular, como un eco de las giras de las propias compañías de teatro o danza. Esta trashumancia convierte a las artes escénicas en un arte vivo y activo en todo el territorio español, referente importantísimo de nuestra riqueza cultural. En esta última edición se han inscrito 386 espectáculos.

Estos galardones celebran 23 años manteniendo sus tres premios especiales: Premio Max de honor, que este año ha distinguido la vasta trayectoria como intérprete y coreógrafo de Nacho Duato; el Premio Max de carácter social o aficionado, que engloba proyectos a favor de la integración y la proyección social y a compañías aficionadas con una sobresaliente contribución, que recayó sobre la Escuela Municipal de Teatro Ricardo Iniesta de Úbeda; y el Premio Max del Público, concedido a ¡Viva!, de Compañía de danza Manuel Liñán, al sumar el mayor número de votos a través de la aplicación online #VotaMax.

El Comité Organizador de la XXIII edición de los Premios Max de las Artes Escénicas está integrado por el dramaturgo y director Juan Luis Mira, director institucional de Artes Escénicas de la Fundación SGAE; Óscar Castaño ‘Garbitxu’, dramaturgo, director y presidente del Comité Territorial de SGAE en Euskadi; Paloma Pedrero, dramaturga y directora; los miembros del Colegio de Gran Derecho de la SGAE Eduardo Galán, dramaturgo y productor, así como la dramaturga y directora Yolanda García Serrano; el dramaturgo y director Alfonso Zurro y el coreógrafo y bailarín Daniel Doña.

​​
​​​​​​​